Llevaba tiempo pensando utilizar algún método para mejorar mi musculatura vaginal o dicho con más propiedad mejorar mi suelo pélvico.

Reconozco que este término no me suena nada bien parece que los genitales andan por los suelos y las caderas se nos han caído.

La verdad es que no tengo problemas en mis relaciones de pareja, ni por el momento padezco incontinencia leve ni de esfuerzo ni nada de eso. Supongo que la edad es un buen motivo con mis treinta y dos años no me veo en esa situación, aunque se hable de treintañeras.

El caso es que había visto el vídeo que circula por internet y del que se habla en el post de San Valentín y pensé que podía probar las Pelvic Gym de las que se habla en él.

suelopelvico1

Verdaderamente la elección la tomé por precio entre estas bolas, esferas o las pesas la diferencia de dinero es importante.

En mi caso, las estuve utilizando varios días y no noté nada especial, si bien reconozco que aumentan la libido y eso siempre ayuda, porque el trabajo a veces te deja “fuera de juego”.

El hecho es que mi intención era otra diferente y me planteé lanzarme a la compra de Ladysystem.

En realidad aunque me parecía un artículo caro creo que después de gastar dinero en copas, cenas, salidas, deporte, ropa… y tanto gasto innecesario, una merece darse un capricho y además cuando este vale para siempre, ni cambias de talla, ni pasa de moda, ni se gasta.

En una palabra, que no me resultó caro.

Ahora voy a lo más importante, yo que no he tenido hijos de momento, ni soy mayor, ni padezco problemas de salud, al probar las pesas detecté con cierta angustia que me costaba mantener la del número 5, desde luego son más pequeñas de lo que pensaba y pesan poco.

Fue tal mi agobio que comencé la terapia a “toda máquina”. Me puse de inmediato “manos a la obra” empezando a utilizarlas mientras me preparaba para ir al trabajo preparando mi desayuno y después del trabajo al llegar de nuevo a casa mientras hacía la cena.

Esos son los momentos en que estoy de pie y resulta fácil la práctica del ejercicio

Os aseguro que se notan sus efectos en la primera semana, tal es el caso que ahora las estoy utilizando en el trabajo. Son tan discretas que puedes llevarlas de la misma manera que llevas puesto un tampón y nadie lo nota, así he ido aumentado los ejercicios al cabo del día bastante más tiempo.

Y esto os aseguro que se nota un montón, se gana mucha fuerza y más tensión algo que no sólo lo aprecias tu misma sino también tu pareja. Tengo a “mi chico” loco está encantado. Parece mentira que poco ejercitada tenemos esa musculatura y cuanto puede mejorarnos la calidad de vida.

Tratamiento_Muscular_Suelo_Pelvico_Conos_Vaginales_Ladysystem_001Me he decidido a contaros mi experiencia porque yo de no haber leído la entrada en el blog hubiera pensado que Ladysystem era un artículo para mujeres maduras, menopaúsicas y abuelas y jamás pensé que me pudiera convencer tanto.

Animo a todas las mujeres a utilizarlo, independientemente de la edad…siempre que sean mayores, pero cuidado sin equivocarse que no es para niñas.

Juzgadlo después de utilizarlo y veréis la sorpresa que os vais a llevar.

Si lo lee algún chico y su pareja no se atreve, le recomiendo que se lo regale para disfrutar juntos de los resultados.

Lo recomiendo a todo el mundo: comprar Ladysystem. No os cortéis y…

¡¡¡A disfrutar!!!