Tengo 51 años y estoy atravesando una etapa en la que veo como la piel de mi cara pierde vigor y tersura originándose un descolgamiento y una flacidez que me resultan difíciles de aceptar. El óvalo facial se va desdibujando y siento el imparable paso del tiempo.

Habitualmente utilizo cosméticos de calidad y cuido mi piel sin olvidar nunca los tratamientos tensores, nutritivos y reafirmantes.

Suelo aplicarme serum antes de la crema hidratante antiarrugas tras limpiarme la piel y me aplico unas ampollas intensivas S.O.S. Age, que me ayudan a mantener el rostro con buen aspecto.

Lamentablemente he sufrido un montón de decepciones con un sinfín de “productos milagro” que me prometían conseguir un rostro joven en poco tiempo, lo que entiendo que ya no es posible.

Pero quiero contar una experiencia que estoy viviendo y me está resultando muy gratificante. Actualmente he iniciado un tratamiento con unos viales concentrados de colágeno para beber, que me está reportando una gran satisfacción, a pesar de que yo en  principio soy poco partidaria de tomar ningún tipo de suplemento

Entre los cosméticos que empleo diariamente me aplico Vital Age por la mañana sobre el serum Proteum repitiendo el proceso por la noche con Vital Age de noche, aunque estos últimos días he comenzado a probar las nuevas alternativas de Martiderm: Epigen 145 de día y Epigen 145 de noche y debo reconocer que van francamente bien

Esta rutina es eficaz pero con la intención de potenciarla decidí tomar durante 10 días una caja de Ceannum. 

Aunque los primeros 7 u 8 días no noté una mejoría importante, tengo que reconocer que los 3 últimos viales me reportaron una tersura y una luminosidad en la cara que fue apreciada por todas mis amigas.

Por este motivo seguí tomando una segunda caja y ahora estoy encantada con los efectos visuales que se muestran en la piel.

Debo decir que no pienso parar de momento, hasta que tome las 3 cajas y después quiero descansar una semana para volver a iniciar el tratamiento porque no pensé que pudiera mejorar tanto mi aspecto con este preparado.

Son ampollas con los precursores del Colágeno y la elastina pero lo cierto es que se nota mucho. Aunque no se pueda rejuvenecer de repente sin cirugía, está claro que se puede mejorar mucho respecto a una situación normal en la que se aprecia el paso del tiempo, el trabajo, el estrés y todos los factores que nos hacen envejecer y perder el brillo y la luminosidad en la cara.
Si tu situación es parecida a la mía, no dudes en probarlo sin desistir hasta que hayas finalizado los 10 viales, ya que con los 5 o 6 primeros yo no pude sentir la mejoría.
Espero que mi experiencia te resulte de utilidad y te anime a intentar una mejoría si es lo que deseas.
En FarmaDescuento tenéis disponible este producto por si os interesa echar un vistazo.
Hasta pronto