Es curioso la cantidad de celebraciones que vivimos al cabo del año y la verdad es que parecen sólo una excusa para comprar o gastar con alguna justificación.

Durante muchos años el Día del Padre o el Día de la Madre eran muy señalados y celebrados por las familias, pero en la actualidad los tiempos han cambiado y las fechas que antes se llenaban de emotividad hoy apenas son motivo de fiesta.

La sociedad actualmente es muy variada y los diferentes tipos de familia hacen que en algunos casos Días como el del padre carezca de sentido, hay familias monoparentales, homosexuales y la figura paterna ya no está tan definida.

Antes se consideraba que en la vida de un hijo alguien ocupaba el rol de padre, el abuelo, el hermano mayor o la misma madre ocupaba el del padre y el suyo propio, pero hoy día eso ya no es necesariamente así, se prescinde de esa figura sin más.

Todos hemos preparado el regalito en el colegio, que por cierto la mayor parte de las veces era un horror que daban ganas de regalárselo al profesor o la profesora que nos había enseñado a hacerlo, pero ya en muchos colegios esa práctica se ha abandonado y quedó obsoleta

Quizá, a pesar de estas reflexiones, puede ser un buen momento de cambiar el chip y disfrutar con la excusa de poder comprar o comprarse lo que a uno la apetezca y que en otro momento no parece tener justificación, quizá sea el momento de pedir a su pareja o a su hijo el capricho que uno desea tener aprovechando si la oportunidad que nos brinda este día, siempre que no suponga una obligación o una carga.

¿No te parece que en el día a día tenemos poco tiempo para disfrutar?

Nos pasamos muchas horas trabajando y llegamos a casa agotados y sin ganas de hacer nada.

No te parecería genial regalarte o que te regalasen un masaje relajante después de un baño de espuma? un tratamiento detoxificante o una hidratación intensiva por todo el cuerpo.

Si tienes niños pequeños puede ser divertido y sino una ocasión estupenda de celebrar con tu pareja un día para ti, sin celebraciones obligadas del día del padre y sin regalos convencionales, tengas hijos o no los tengas, como una simple excusa para parar y dejar un espacio al hedonismo.

Seguramente mucha gente se sienta identificado con este planteamiento, del mismo modo que a otras personas les parecerá fuera de lugar prefiriendo la corbata habitual y las “terribles manualidades” de los más pequeños y otra gente habrá optado por no tener hijos y este planteamiento no les dirá nada, pero en cualquier caso es una reflexión que puede ser útil de cara al próximo 19 de marzo.

Piensa que hay muchas formas de celebrar y mira que ideas puedes llevar a cabo:

Un baño con Aceite de Baño Sensual , un masaje con un Entrenador Xpert, una mascarilla para relajar la vista, una cura antiedad dedicándote un tiempo con su máscara detoxificante o su correspondiente crema antiarrugas para la cara.

Tu debes decidir lo que deseas y hacer valer tus preferencias porque si eres un varón es tu momento y si eres mujer puedes tener en cuenta esta reflexión por si te fuera de utilidad.

Y por último, no hay que olvidar que si eres una mujer con otra mujer como pareja, podéis celebrar no necesitar a ningún hombre en vuestro día a día, tengáis o no hijos

Espero que alguien comparta las ideas de este post y de no ser así simplemente las respete.

Feliz 19 Marzo:

Día de …. lo que tú quieras celebrar